king-of-pride-reseña

Isabella trabaja como camarera en Valhalla, un prestigioso local de copas que frecuenta la gente más rica de la ciudad, entre ellos, Kai Young. Kai es un hombre introvertido que vive por y para la empresa familiar, por lo que está atravesando un momento complicado, pues está en plena campaña para convertirse en el nuevo CEO, aunque tendrá que ganarse los votos de los demás socios. Sin duda, un escándalo con una simple camarera es lo último que necesita Kai para ser elegido como CEO, pero no está acostumbrado a perder, sino a ganar, y las elecciones no es lo único que está dispuesto a conseguir.

Como sabréis, Ana Huang es la autora de la saga Twisted, una saga de libros románticos y juveniles que, en su mayoría, están protagonizados por personajes con una moral bastante gris. Si queréis saber mi opinión de los cuatro libros que forman la saga Twisted lo podéis hacer clicando aquí, pero os adelanto que el único que logró gustarme del todo fue Twisted Games, los otros tres o no me gustaron o fueron bastante indiferentes. Sin embargo, este año leí también King of Wrath (reseña aquí), la primera parte de esta saga llamada Kings of Sin, y me gustó bastante más. En King of Wrath vi a una Ana Huang más madura, pero que no había perdido la sencillez de su pluma, por lo que pensaba que la segunda parte sería del mismo estilo.

No os voy a engañar, leer King of Pride no me apetecía en exceso, Kai no me atrajo nada en el anterior libro como personaje secundario, mucho menos como protagonista. Si he leído este libro ha sido simplemente para poder leer la historia de Alessandra y Dominic, a la que sí le tengo ganas. Efectivamente, Kai me ha seguido pareciendo tan meh y tan sin más como en King of Wrath, y es que todo en él me parecía tan plano y aburrido… Desde que su mayor hobby sea traducir libros al latín hasta su adicción al trabajo, además de que es incapaz de plantarle cara a su madre. Isabella, por su parte, me ha parecido menos aburrida, pero muy del montón, no tiene nada especial y probablemente en unos días la olvide completamente. Me pone nerviosa la gente que es incapaz de terminar algo y lo deja todo a medias, e Isabella es una de esas personas. Ambos me han parecido niños ricos mimados que, aunque vayan de que han trabajado mucho y demás, al final del día se lo han dado todo hecho.

king-of-pride

La trama en general me ha parecido de lo menos original que he leído en mucho tiempo, predecible y sin grandes momentos. ¿La trama romántica? Desarrollo nulo, una historia plana con la que no he conectado en absoluto, estos dos me daban exactamente igual. Sin duda, el colmo ha sido la “crisis” de la pareja, que ha durado dos segundos y que ha sido muy forzada. ¿Sabéis la típica escena en la que uno de los dos decide dejar la relación por un motivo totalmente estúpido, “por el bien del otro”? Pues en King of Pride la vais a encontrar. Otro detalle que me ha parecido surrealista ha sido el intento de drama que ha intentado crear Ana Huang con el pasado de Isabella con su ex, digno de un thriller. Y, total, no sé para qué, porque no tuvo ningún tipo de relevancia en la trama.

Sobre la subtrama, no he conectado con ninguna de las dos, pues me daban exactamente igual. No me importaba quién ganase las elecciones a CEO, tampoco veía justo que lo fuese Kai simplemente por ser parte de la familia fundadora, y me daba igual el proceso de escritura de Isabella porque no escribía casi nunca. Se nos habla de que Isabella quiere ser escritora y hace tres años que escribe un libro que tiene a medias, pero no me ha transmitido ningún tipo de pasión hacia la literatura y la escritura, me lo he creído porque la autora así lo describía, pero nada más. En general ese ha sido mi problema con King of Pride: no me ha transmitido nada, ni los protagonistas, ni su relación, ni las subtramas. No me basta que me describas las cosas y me digas que se enamoran, me lo tienes que demostrar.

Si tengo que hablar de algo positivo es que es un libro que, aunque no me haya gustado, no se me ha hecho nada pesado, las páginas se pasan solas. He tardado un mes en leerlo porque era el libro que leía en el ebook cuando estaba fuera de casa para no llevar un libro en físico pesado encima, por lo que lo he leído a ratos cortos, y se me ha pasado volando. Sinceramente, si no fuese por el estilo de escritura de Ana Huang, probablemente no lo habría terminado. Eso sí, no me he sentido enganchada en ningún momento, me daba lo mismo lo que les pasase a los personajes, por lo que aunque haya sido ligero y rápido de leer, no es de esos libro que aunque sean malos enganchen. El resumen es que es ligero, sí, pero no adictivo.

En conclusión, King of Pride no ha sido una decepción porque no esperaba mucho de él, pero creo que Ana Huang puede dar mucho más de sí, como ya demostró en King of Wrath. Doy gracias a que la escritura de la autora sea tan sencilla y ligera y que sus historias sean tan fáciles de leer. ¿Seguiré leyendo a esta autora? Seguramente, porque me apetece conocer la historia de Dominic y Alessandra, pero creo que voy a esperar un tiempo, pues con este libro se me han quitado un poco las ganas. Si esperáis un libro sencillo cuya única función sea entreteneros un rato, no creo que King of Pride sea una mala elección, pero yo ahora mismo necesito más.

PUNTUACIÓN:
2/5

¿Quieres formar parte del blog?

REGÍSTRATE PARA RECIBIR LOS ÚLTIMOS ARTÍCULOS Y ENTERARTE DE TODAS LAS NOVEDADES

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Puede que también te guste...

2 comentarios

  1. ¡Hola! Siento que no te haya convencido. Yo no puedo opinar porque no leí nada de la autora pero ya veo que este no es el más idóneo para empezar con ella. Un besote 🙂

  2. Hola!!
    Tengo por leer a la autora, gracias por la recomendación y reseña.
    Besos💋💋💋

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *