¿Tienes problemas para organizarte y/o equilibrar tus estudios con tu vida personal? En este artículo vas a encontrar seis consejos realistas y sencillos que, como estudiante, me parecen muy útiles para empezar y llevar bien el curso. 

1. Tomar apuntes en clase de manera consciente y llevarlos al día

Mi primer consejo puede no gustar a muchos estudiantes, ya que conozco a mucha gente que los descarga de otros años o estudia con el Power Point del profesor. Obviamente cada uno tiene su propio método y ninguno es mejor que otros, pero mi consejo es que hagáis vuestros propios apuntes aunque os suponga invertir más tiempo en ellos. Tomar apuntes es una manera muy útil de obligarte a llevar la materia al día y de ir procesando lo que dice el profesor. Sin embargo, no basta con hacer copia y pega del Power Point, tiene que ser una escucha activa y consciente o no va a servir de nada, es decir, no te limites a copiar sino también a entender, a escribirlo de otra manera. Creedme que lo agradeceréis cuando os toque estudiar esos apuntes, al menos yo soy muy maniática y me gusta que las cosas estén hechas a mi manera.

2. No dejar los trabajos de final de cuatrimestre para último momento

Lo sé, todos sabemos que tendríamos que hacerlo pero, dime la verdad, ¿lo haces? Yo sé que no. Sé que da mucha pereza, pero cuando llegue final de curso y se nos junte todo creedme que lo agradeceremos. Mi error es relajarme demasiado durante el primer mes del curso cundo aún no hay demasiadas cosas que hacer, no me doy cuenta y no he adelantado nada. Ojo, esto no quiere decir que tengamos que hacerlo todo con muchísima antelación y no podamos descansar en ningún momento, tampoco se trata de eso, pero el trabajo de “hormiguita” es el mejor: ir trabajando constantemente pero poco a poco.

3. Intenta no frustrarte si algo no sale como tú quieres

Creo que a veces nos olvidamos de que una nota no nos define y de que hay muchas cosas que no dependen de nosotros, hay un gran porcentaje que dependen del profesor, por lo que no lo podemos controlar todo. Por ende, si recibes una mala nota durante el curso intenta que eso no te desanime porque es una pequeña parte de un porcentaje mucho mayor. Sé que es muy frustrante y que eso hace que desanimes, pero relativizar las cosas y darles la importancia que realmente tienen ayuda mucho a gestionar esa frustración, ya que no podemos controlar cómo nos sentimos.

4. No te saltes las clases

Sé que este consejo parece muy obvio, pero muy poca gente se lo aplica. También sé que a veces da pereza y pensamos que no nos sirve de nada que nos lean un Power Point, pero al final tomar apuntes no es solo ir y copiar la presentación, sino añadir lo que dice el profesor, escribirlo de otra manera en que lo entendamos mejor. Además, algo muy útil es oír las dudas que preguntan tus compañeros e ir anotando las respuestas que da el profesor. Además, así te obligas a llevar los apuntes al día, al menos a mí me gusta tomarlos porque si no las clases se me hacen muy aburridas o termino jugando a algún juego o usando el Whatsapp Web.

5. Asegúrate de que entiendes bien la materia

Este es un consejo que debería aplicarme a mí misma porque me suele pasar bastante. Cuando estamos ya en la recta final de curso y empiezo a estar cansada, tiendo a ir a clase y tomar apuntes sin saber muy bien qué me están explicando, y eso hace que cuando estoy estudiando para los exámenes me encuentre cosas nuevas que no recuerdo haber dado en clase y que tengo que procesar desde cero poco antes del examen. Sin embargo, si hubiese intentado entenderlo poco a poco durante el curso, me sería mucho más sencillo recordar lo que me han explicado en clase y entenderlo más fácilmente. Además, esto hace que no pregunte dudas durante el curso y que me surjan cuando estoy delante de los apuntes. Nos obstante, no nos engañemos, no todo es siempre nuestra culpa. Muchas veces los profesores quieren dar el temario muy rápido y se olvidan de asegurarse de explicar las cosas correctamente y es imposible procesar la información a este ritmo, por eso este cuatrimestre me propongo leerme los apuntes en casa y asegurarme de que lo entiendo todo.

6. Ten en cuenta tu salud mental y no te obsesiones

Este consejo es muy importante y también me lo he aplicado a mí misma durante este curso, aunque sigo pensando que no lo hago todo lo bien que debería. Al final la universidad, el instituto, el trabajo, etc., son cosas importantes, pero no son las únicas, no nos definen completamente ni son toda nuestra vida. Al igual que la universidad, el ocio y socializar también son importantes y no debemos dejarlas de lado. Lógicamente, ningún extremo es bueno y creo que no es necesario recalcar que no se trata de dedicar todo el día a nuestros hobbies y a salir, o salir de fiesta entre semana, pero sí que no debemos privarnos de hacer planes y seguir con nuestros hobbies. A mí esto me cuesta mucho porque, por ejemplo, he dejado muy de lado mi hábito de leer porque siento que si leo por la tarde en lugar de hacer cosas más “productivas” estoy desperdiciando mi tiempo. Sin embargo, esto no me pasa cuando se trata de salir, no me siento culpable si hago planes incluso cuando tengo exámenes (porque sí, entre exámenes también tenemos que dejar huecos para desconectar, aunque sean más pequeños que el resto del año).

¡Hasta aquí mis seis consejos para llevar bien el curso! He intentado que no se enfoquen únicamente a aprobar las asignaturas, sino también en encontrar un equilibrio entre nuestra vida personal y nuestra vida como estudiantes. Creo que actualmente conozco más gente en la universidad que tiene problemas para equilibrar esos dos mundos antes que problemas de responsabilidad, y muchas veces se invisibilizan. Dejadme en comentarios si os han servido estos consejos, si vais a intentar aplicároslos o qué otros consejos me daríais a mí.

close

¿Quieres formar parte del blog?

REGÍSTRATE PARA RECIBIR LOS ÚLTIMOS ARTÍCULOS Y ENTERARTE DE TODAS LAS NOVEDADES

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

3 comentarios

  1. Que buenos consejos! A mi m cuesta mucho sobre todo no frustrarme, porque estudio una carrera de exactas con bastante matemática y en cuánto no me salen las cuentas me desespero jajaja. Es cuestión de experiencia, además, con el correr de los años creo que uno lo va manejando mejor porque puede conocerse más con respecto a la materia 🙂
    Abrazo!

  2. Holaa, muchas gracias por los concejos, ahora ando jugando con la idea de una postgrado, así que iremos viendo 😀
    Besos :3

  3. ¡Hola!
    Muy buenos consejos, yo creo que lo más importante es intentar llevar un ritmo estable, siendo constante para que luego no se te atragante todo en el último momento, pero también saber escucharte. Si un día no puedes hacer algo, o no rindes como querrías, porque tu cabeza no está para eso, no hay que frustrarse, sino darte ese tiempo e intentarlo al día siguiente ^^
    ¡Un beso!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.