Curso académico nuevo, vida nueva, o al menos así es para los estudiantes. Como le suele pasar a mucha gente en año nuevo, cuando empieza un nuevo curso siento la necesidad de proponerme objetivos para motivarme y empezar con más ganas. Siento que septiembre es una oportunidad para proponerse cosas e intentar mejorar nuestra vida con pequeños objetivos, por eso os traigo una lista cortita (pero realista) de cosas que me gustaría incluir en mi día a día. En fin, no sé que me espera este curso, ojalá la mayoría sean cosas buenas.

1. Cuidar mi vida social

Sé que la mayoría de personas lo que quieren es dejar de salir tanto y estudiar más, pero en mi caso es más o menos al revés. Yo siempre he sido una persona que le dedica muchísimo tiempo a hacer apuntes, a estudiar, etc., y eso muchas veces ha hecho que saliese muy poco y, al vivir sola, me sentía aislada constantemente.

Con los años he aprendido que hasta cuando hay exámenes uno tiene que salir, y sí, se que suena contradictorio, pero es verdad: si una persona se pasa 24/7 estudiando, es probable que de esas 24 horas realmente le cundan 3. Es mejor estudiar X horas y que esas horas te cundan y luego desconectar haciendo otras cosas. Obviamente no estoy hablando de salir de fiesta en época de exámenes, sino de quedar con un amigo a tomarte un café, ir a cenar, ver una película… lo que sea.

2. Recuperar mi hábito de lectura y tener tiempo para mí

Como os he dicho antes, soy una persona que dedica mucho tiempo a la universidad, tanto que a veces me siento culpable por leer o hacer cualquier otra cosa que no sea estudiar. Esa culpabilidad me ha llevado a dejar de lado leer, y es que es normal dejar de leer 70 libros al año y leer menos porque al final la universidad consume tiempo y también tenemos que dejarlo para otras cosas que no son leer, pero lo que no es normal es dejar de hacerlo o hacerlo poquísimo.

Durante el curso me siento mal si leo un libro que no me han mandado leer en clase, y eso no es sano y necesito cambiarlo. Sin embargo, quiero aplicarlo a otros hobbies y volver a disfrutar de tener tiempo para mí y de estar sola, algo que desde que estoy en la universidad he dejado bastante de lado.

3. Aprovechar el tiempo que tengo

Este objetivo va ligado al anterior. Me gustaría conseguir un equilibrio entre vida personal-universidad y aprovechar las horas que le dedico a cada cosa: es decir, si aprovecho las cuatro horas que tengo para estudiar ese día, seguramente me cunda mucho más y tenga más tiempo libre.

Lo mismo pasa cuando me pongo a leer: al final entre una cosa y otra pierdes el tiempo, miras el móvil, entras en Twitter… y terminas desperdiciando una hora en la que ni has leído ni has estudiado. Esto es como cuando tienes que hacer un trabajo para clase y te da pereza: te cuesta porque se te hace eterno, pero una vez te pones en serio lo terminas en una tarde y dices, pues oye, no era para tanto.

4. Hacer ejercicio variado

Prácticamente durante toda mi vida he hecho ejercicio, aunque no siempre el mismo. Desde hace cinco años como mínimo mi ejercicio favorito es el spinning, aunque en abril empecé a hacer ejercicios de fuerza. Sin embargo, durante el verano me ha sido imposible apuntarme al gimnasio y ahora quiero retomarlo, aunque mi objetivo es hacer ejercicio diario pero variado. Es decir, me gustaría intercalar la natación con el spinning y ejercicios de fuerza, aunque ahora me estoy centrando en los dos primeros, y si un día no puedo ir al gimnasio iré a dar un paseo. Sé que puede parecer un poco ambicioso, pero durante estos años he ido prácticamente todos los días a spinning, lo que realmente me va a costar es variar de actividades. Estas semanas estoy un poco mala, pero cuando esté mejor volveré a hacer ejercicio.

5. Pensar en el futuro

Aunque parezca increíble, ya estoy en tercero de carrera y eso significa que tengo que empezar a pensar en qué quiero hacer con mi futuro. Sí, quedan dos años todavía, pero hay muchas cosas que hay que solicitar o hacer con mucha antelación. Por ejemplo, sé que tendría que sacarme ya el B2 de inglés y tengo que buscar información sobre qué academias me sirven, etc., porque en un año y poco tendré que solicitar plaza en algún máster.

Me agobia un poco tener que pensar en estas cosas porque hace nada las veía muy lejos, pero ya va siendo ahora de hacerlo. Además, ha coincidido que muchos profesores nos están hablando de posibles salidas laborales, prácticas, másters,… y yo siempre he tenido clarísimo que voy a hacer el Máster de Profesorado y voy a opositar, pero nunca está de más plantearnos otras salidas u otras maneras de lograr nuestro objetivos.

En fin, estos son mis 5 objetivos/prioridades este curso, creo que ya son más que suficientes. Voy a intentar cumplirlos todos porque sé que hacerlo solo me va a aportar cosas buenas, ¿vosotros soléis poneros objetivos en septiembre? ¿Los cumplís? Yo creo que hacer esta entrada me va a servir para recordarme a mí misma lo que me he propuesto.

close

¿Quieres formar parte del blog?

REGÍSTRATE PARA RECIBIR LOS ÚLTIMOS ARTÍCULOS Y ENTERARTE DE TODAS LAS NOVEDADES

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

5 comentarios

  1. ¡Hola!
    Qué bonito post, siempre es un placer pensar en las cosas que nos hacen mejores personas. ¡Mucho ánimo!

    ¡Nos seguimos leyendo!

  2. ¡Hola, Lua! ^^

    ¡Bonita! *-* Siempre es una alegría leerte 🙂 Antes de nada: espero que ya estés mucho mejor :S Es un asco encontrarse mal, jo 🙁 así que eso, guapa, espero que ya estés recuperada ^^

    ¡Pasamos con tu lista! Estoy de acuerdo con todos los puntos. La universidad es bastante cabrona, en el sentido de que siempre tienes una de esas «maravillosas» lecturas obligatorias (odio esa palabra) para un tema que, la verdad, luego no había que prepararse tanto (sí, habla por mí el rencor xD); pero no te tiene que saber mal disfrutar de libros que no sean sobre tu carrera. No te voy a mentir: yo soy muy caótica. Me flipan las clases prácticas o las que implican que pongas en práctica todo lo que sabes, pongamos, en un informe. Ahora bien, sentarme a estudiar me da muchísima pereza. Ojo, también te digo que no es cuestión de ponerse a procrastinar todo el día, pero darte un ratito para leer, pongamos, un libro de Benavent (eso siempre es MUY bien *-*) es tan justo como estar pasando apuntes una hora y media 🙂

    Es verdad que en época de exámenes hay que salir. Coño, si no nos volveríamos loques jajajajajaja Bromas a parte, te doy la razón en que los planes más chill son ideales en esos momentos 🙂 ¡Y qué guay que hayas hecho tantos deportes diferentes! *-* Espero que puedas seguir con ello, tía 😀

    Una entrada maravillosa, Lua 🙂

    ¡Un besazo muy pero que MUY grande y feliz domingo, guapísima! ^^

  3. ¡Hola! ^^
    Yo por suerte terminé mis estudios hace años, porque recuerdo la universidad como una época muy estresante de mi vida. Aunque cuando entras en el mundo laboral aparecen otros problemas, así que al final cambias una cosa por otra. Yo desde que empezó la pandemia me estoy centrando mucho en esas pequeñas cosas que me hacen feliz. No me pongo muchas metas más allá del día a día.
    Besos!

  4. ¡Hola bonita!
    Madre mía no sabes lo mucho que me identifico con esta entrada. Yo también estoy en tercero y además trabajo a media jornada, con lo que encontrar tiempo para mí me resulta super complicado. Vivo con mi pareja con lo que hay que sumarle hacer cosas de casa y demás. Me he apuntado a natación y voy dos veces por semana, así que al final mi tiempo es super escaso y cuando lo tengo estoy tan cansada que solo quiero tumbarme en el sofá o la cama, Pero me parece vital para no perder la salud mental dedicarnos tiempo a nosotros mismos, sino la verdad es que terminamos resintiéndonos. También quiero hacer el master de profesorado y opositar xDDD Pero a la vez me gustaría ejercer un tiempo de mi profesión, así que estoy super dudosa y teniendo que tomar ahora ya decisiones. En fin, espero que consigas cumplir todos tus objetivos y pases un curso lo mejor posible.
    ¡Un besazo enorme!

  5. Hola, Lua.

    Pienso que tus propósitos están muy marcados por la palabra «Tiempo» ya que de alguna manera hila los cinco objetivos que te propones. Y desde luego me quedo con que es posible compaginar una saludable vida social con un buen desempeño en los estudios o en el trabajo.

    Un gran saludo y disfruta del puente 😉

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.